Blume

Atardeceres mágicos para decir adiós al verano

El verano que creíamos infinito tiene una fecha de caducidad marcada por los atardeceres, que cada vez tienen lugar antes por el acortamiento de los días. Esperamos que en tu lista de planes estivales hayas tachado muchos de ellos como realizados, porque esto se acaba, amigas... ¿Qué mejor manera de poner fin a esta estación del año que contemplando algunas de las mejores puestas de sol de España? Recuerdos que pervivirán en nuestra memoria y que nos darán energía para afrontar la vuelta a la rutina. Cuando pensamos en estampas de atardeceres nos vienen a la cabeza las más famosas como la que se disfruta desde el mirador de San Nicolás, en la Alhambra de Granada, las de las calas de Ibiza como Es Racó d’en Xic o Benirrás o la que se aprecia desde el cabo de Finisterre. Para no caer en tópicos, te sugerimos disfrutar de algunas no tan comunes. Para comenzar lo haremos con aquellas que tienen el mar como telón de fondo. El coqueto paisaje típico de Cadaqués mejora duranta la hora dorada. Tras un día faenando las pequeñas embarcaciones vuelven a puerto y conforman una preciosa estampa con el pueblo encalado de fondo. Otro lugar encantador para disfrutar de una puesta sol es desde la Torre de Hércules. La silueta recortada por el sol, del faro romano en funcionamiento más antiguo del mundo, es espectacular. Más de dos mil años lleva guiando a las embarcaciones en el mar y contemplando preciosos atardeceres. Los campos de lavanda en flor en Brihuega, Guadalajara marcan el final del verano. Sus tonalidades malvas en los minutos previos a que se esconda el sol se intensifican y proporcionan estampas para inmortalizar. Otro lugar donde se intensifican los colores durante el ocaso, es en Las Médulas (León). El antiguo yacimiento de minas explotado por los romanos es un paisaje de singular belleza donde destaca el color rojizo de las montañas excavadas, las galerías, los lagos, las lagunas, los picos... Por último, os proponemos una puesta de sol urbana: la que nos ofrece el Templo de Debod en Madrid. El templo egipcio de la epoca ptolemaica con 2.200 años estuvo olvidado durante 12 siglos y fue salvado de ser inundado por las aguas del Nilo. Fue un regalo de Egipto a España por su labor arqueológica para salvar los monumentos de Nubia, inundado por la presa de Asuán. Momentos antes del crepúsculo los tonos rojizos de la piedra caliza se reflejan en su estanque y proporciona una imagen digna de perdurar. Cinco atardeceres míticos que captan toda la belleza de la hora dorada. Un color que refleja precisamente en la copa nuestro vino Blume Verdejo. Aromático y fresco ideal para rememorar todo lo que hemos vivido en verano mientras nos dejamos llevar por sus aromas a mandarinas, naranjas y flores blancas. Cinco atardeceres míticos que captan toda la belleza de la hora dorada. Un color que refleja precisamente en la copa nuestro vino Blume Verdejo. Aromático y fresco ideal para rememorar todo lo que hemos vivido en verano mientras nos dejamos llevar por sus aromas a mandarinas, naranjas y flores blancas.